Beneficios

  • La fisioterapia previa a la cirugía cardiovascular produce un mejor funcionamiento y respuesta del organismo durante la misma, una recuperación más rápida y mejor tras ella, efectos psicológicos en la disminución de la ansiedad debido a un aumento del autoestima y de la seguridad en uno mismo, esto sucede porque el paciente siente que está haciendo algo por el bien su cuerpo y de su corazón.
  • La fisioterapia cardiovascular preventiva, en personas sanas regenera el organismo y lo sitúa  al máximo nivel de rendimiento.
  • Disminución considerable de costes hospitalarios, del tiempo de estancia en el hospital, de rehabilitación, de uso de consultas y de incorporación al trabajo.
  • Se reduce el grado de discapacidad.
  • Mejora la calidad de vida del paciente.
  • Mejora el estado mental-emocional del paciente.
  • Evitamos las recaidas.
  • Minimiza los factores de riesgo: obesidad y estrés.