¿A quién van dirigidos?

  • Personas sanas que todavía no han desarrollado una lesión cardiaca aparente: prevención.
  • A quienes se les va a practicar una cirugía cardiovascular.
  • Sufren dolencias cardiovasculares que no necesitan cirugía.
  • Necesitan rehabilitarse después de una cirugía cardiovascular o infarto agudo de miocardio.
  • Si sufres de estrés.
  • Problemas de sobrepeso.
  • Personas fumadoras.